Cerca de Ezcaray encontramos gran variedad de tipos de setas: Amanita cesárea, níscalo, champiñón silvestre, seta de cardo, de caballero, pie azul, boletus edulis, senderilla, seta de primavera...

La relación de setas que se dan –en abundancia– en esta comarca es amplia. Los seteros saben bien que la Sierra de la Demanda es una zona óptima para practicar su afición. La recolección de estos frutos del bosque es, además, un complemento significativo en bastantes rentas familiares de la comarca. La diversidad de hábitats (bosque, páramo, valle...), se hace notar en esa variedad de especies micológicas. La alta pluviosidad del territorio, junto a la antigüedad de muchas zonas boscosas, propician que cada temporada la comarca se pueble de aficionados a este mágico mundo de las setas. La gastronomía serrana reúne, como no podía ser menos, sabrosas recetas, con setas y hongos bien solos o como complementos de la carne. Tanto en primavera como en otoño, se celebran Jornadas Micológicas en varias localidades de la Sierra de la Demanda. En ellas se realizan charlas y coloquios, exposiciones, degustaciones y muestras de estos variados frutos del bosque. Las jornadas micológicas con mayor arraigo en la zona se celebran en Pradoluengo, Arlanzón y Salas de los Infantes.